sábado, 2 de marzo de 2013

Un psicólogo con horarios nocturnos haría que todo sea más fácil de confesar.

Saludos a toda la gente que le alcanza con encontrar a alguien que tiene una buena campera.